Datos sobre la nutrición de la espinaca

La espinaca es un vegetal de hoja verde que pertenece a la familia de las Amaranthaceae-Chenopodiaceae. Hay varios tipos de espinacas, incluyendo la col rizada, la espinaca bebé, la de hoja lisa y la semisabrosa, entre otras. Se cree que la espinaca se originó en Irán (entonces Persia), y fue traída a China en los […]

La espinaca es un vegetal de hoja verde que pertenece a la familia de las Amaranthaceae-Chenopodiaceae. Hay varios tipos de espinacas, incluyendo la col rizada, la espinaca bebé, la de hoja lisa y la semisabrosa, entre otras. Se cree que la espinaca se originó en Irán (entonces Persia), y fue traída a China en los años 600. Sólo llegó a Europa en el siglo XI. Su popularidad creció a partir de ahí y hoy en día es el vegetal más rico en nutrientes, cuando se compara caloría por caloría, que cualquier otro vegetal. La espinaca contiene muchos beneficios para la salud de quienes la consumen regularmente, incluyendo el mantenimiento de la salud de los huesos, y sirve como fuente de alimentos antiinflamatorios y anticancerígenos.

Datos interesantes sobre la nutrición de la espinaca:

La espinaca es muy baja en calorías y es una buena fuente de fibra dietética, lo cual es útil para quienes intentan perder peso y para quienes intentan bajar de colesterol.
Sólo 100g de espinacas frescas contienen 1/4 de la ingesta diaria recomendada de hierro. El hierro es necesario para la producción de glóbulos rojos.
Sólo 100g de espinacas frescas contienen el 47% de la ingesta diaria recomendada de vitamina C, que es un antioxidante y ayuda a proteger el cuerpo de infecciones y radicales libres de oxígeno.
La espinaca contiene importantes minerales como manganeso, magnesio, potasio, zinc y cobre. El potasio es esencial para la salud del corazón, ya que ayuda a controlar la frecuencia cardíaca y la presión arterial. El cobre es esencial para producir glóbulos rojos.
La espinaca contiene altos niveles de vitaminas C y A, que son antioxidantes. Otros antioxidantes en las espinacas son la luteína, el betacaroteno y la zeaxantina, que ayudan a proteger contra diversas enfermedades.
La vitamina A de las espinacas ayuda a mantener las membranas mucosas y es esencial para la vista. Se cree que la vitamina A y los flavonoides en las verduras y frutas ayudan a proteger al cuerpo contra el cáncer de pulmón y de boca.
La espinaca tiene un alto contenido de folato, lo cual es necesario para ayudar a prevenir defectos del tubo neural en los bebés. El folato se recomienda para las mujeres embarazadas, y especialmente para aquellas que están tratando de quedar embarazadas ya que estos defectos ocurren al comienzo del embarazo.
Se ha demostrado que los glicoglicerolípidos de las espinacas protegen el revestimiento del tracto digestivo del daño, especialmente del daño causado por la inflamación.
En estudios de varias verduras, la espinaca es la única que muestra una protección significativa contra el cáncer de próstata agresivo.
La espinaca contiene más de 12 compuestos flavonoides, que son importantes agentes anticancerígenos y antiinflamatorios en el cuerpo. Los extractos de espinaca han demostrado que reducen la división de las células cancerosas en el estómago, así como los cánceres de piel.
Se ha demostrado que el consumo de espinacas reduce la inflamación excesiva en el cuerpo, que es un factor de riesgo para muchos tipos de cáncer.
Los flavonoides y carotenoides de las espinacas ayudan a reducir los riesgos de problemas de salud relacionados con el estrés oxidativo.
El consumo regular de espinacas ayuda a disminuir el riesgo de muchos problemas de los vasos sanguíneos, incluyendo la presión arterial alta y la aterosclerosis.
El alto contenido de vitamina K que se encuentra en las espinacas es útil para mantener la salud ósea, previniendo el desarrollo de la osteoporosis y otras enfermedades degenerativas óseas. Una taza de espinacas cocidas contiene 987.2% de la ingesta diaria recomendada de vitamina K.
La espinaca es muy baja en el índice glucémico y no causará problemas con el azúcar en la sangre.