Datos sobre el jugo de naranja

El zumo de naranja se elabora a partir del zumo de la fruta de naranja. Se exprime de la fruta ya sea a través de métodos mecánicos comerciales, o métodos menos complicados en el hogar, como retorcer media naranja con fricción sobre un exprimidor para forzar el jugo fuera de la pulpa. El jugo de […]

El zumo de naranja se elabora a partir del zumo de la fruta de naranja. Se exprime de la fruta ya sea a través de métodos mecánicos comerciales, o métodos menos complicados en el hogar, como retorcer media naranja con fricción sobre un exprimidor para forzar el jugo fuera de la pulpa. El jugo de naranja se puede hacer a partir de concentrado, lo que implica rehidratar el jugo después de secarlo, lo que prolonga su vida útil. También se puede hacer concentrando el jugo y luego añadiendo agua. El zumo de naranja es conocido por su alto contenido de vitamina C, que es esencial para la salud humana.

Datos interesantes sobre el zumo de naranja:

Los humanos han estado comiendo naranjas durante miles de años. Se cree que se originaron en Asia, con registros de que la fruta data de hace al menos 4.500 años en China.
Aunque hay una variedad de variedades de naranja, la naranja dulce es la más popular. Otras variedades incluyen la naranja sanguina, la naranja amarga y las mandarinas.
Una taza de jugo de naranja fresco tiene 124 mg de vitamina C. Esto es el 200% de la ingesta diaria recomendada de vitamina C para un adulto.
Hay 20.83 gramos de azúcar natural en una taza de jugo de naranja fresco. Por esta razón es importante beber suficiente jugo de naranja, pero no demasiado, ya que es alto en carbohidratos que pueden aumentar los niveles de azúcar en la sangre.
El jugo de naranja contiene potasio, tiamina y folato, que son nutrientes importantes para la salud humana.
El jugo de naranja también contiene vitamina A, proteína, magnesio, hesperidina y flavonoides.
El jugo de naranja es beneficioso para el sistema inmunológico. La vitamina C actúa como antioxidante, repara las células, ayuda en el crecimiento de nuevos tejidos corporales y refuerza la función inmunológica para combatir las enfermedades y los daños causados por los radicales libres.
Los antioxidantes ayudan a prevenir el cáncer. El alto nivel de antioxidantes en el jugo de naranja significa que puede ayudar en la prevención de varios tipos de cáncer.
Se sabe que el antioxidante hesperidina contenido en el jugo de naranja reduce el crecimiento de tumores y ayuda en la apoptosis. La apoptosis es el proceso en el cual las células cancerosas son eliminadas por la muerte celular programada.
El jugo de naranja contiene vitamina A que es otro antioxidante. La vitamina A aumenta la función renal y mejora la salud ocular y la visión nocturna. Una taza de jugo de naranja contiene el 50% de la ingesta diaria recomendada de vitamina A.
El folato contenido en el zumo de naranja ayuda a estimular el crecimiento de nuevas células y ayuda a la creación de ADN. El folato es extremadamente importante para las mujeres embarazadas, ya que ayuda a asegurar el desarrollo de un bebé saludable.
A pesar de ser alto en carbohidratos, el consumo moderado de jugo de naranja puede ayudar a prevenir la diabetes y la resistencia a la insulina. Ayuda a reducir la inflamación y protege contra la aterosclerosis.
El jugo de naranja puede ayudar a reducir el colesterol malo en el cuerpo, mientras que el aumento del colesterol bueno. Esto puede ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares cuando se consumen con regularidad.
Para reducir los efectos del zumo de naranja sobre el azúcar en sangre en diabéticos se recomienda que estas personas consuman la naranja para que se consuma la fibra. La mayor parte de la fibra se elimina en el jugo de naranja y esto es lo que retrasa la absorción de los azúcares.