Datos nutricionales de las aceitunas

Las aceitunas están técnicamente clasificadas como un fruto, procedente del árbol Olea europea. Son una fruta de hueso, lo que significa que tienen pequeños huesos en el medio, similares a las cerezas, melocotones y mangos. Se originan en la región mediterránea del mundo, y se han consumido desde al menos la época de la antigua […]

Las aceitunas están técnicamente clasificadas como un fruto, procedente del árbol Olea europea. Son una fruta de hueso, lo que significa que tienen pequeños huesos en el medio, similares a las cerezas, melocotones y mangos. Se originan en la región mediterránea del mundo, y se han consumido desde al menos la época de la antigua cultura griega, si no antes. Las aceitunas son demasiado amargas para comer cuando se recogen por primera vez, y para que sean comestibles deben estar curadas. Algunas aceitunas se pueden recoger maduras y otras se dejan madurar en el árbol. Las aceitunas son importantes en la dieta mediterránea, y se ha comprobado que proporcionan muchos beneficios para la salud cuando se consumen como aceitunas y como aceite de oliva.

Datos interesantes sobre la nutrición de las aceitunas:

La antigua civilización griega creía que los olivos podían traer prosperidad y paz, por lo que a menudo eran cultivados por esta población.
El olivo es un árbol de hoja perenne que puede alcanzar los 15 metros de altura y puede vivir hasta 500 años. El árbol comienza a producir aceitunas entre los 3 y 4 años de edad, y las aceitunas suelen pesar entre 3 y 4 gramos.
Se cree que las aceitunas tienen un alto contenido de antioxidantes, que no sólo ayudan a proteger al cuerpo del cáncer y de la pérdida ósea (osteoporosis), sino también a protegerlo de las enfermedades cardíacas.
El aceite de las aceitunas se puede extraer por prensado en frío para producir aceite de oliva virgen extra. Este es un ingrediente común en muchos de los platos de la dieta mediterránea, considerada una de las más sanas del mundo.
El 90% de las aceitunas cultivadas en la región mediterránea se utilizan para la elaboración de aceite de oliva, que se ha popularizado en todo el mundo.
Hay aproximadamente 59 calorías en 10 aceitunas de 4 gramos cada una.
Las aceitunas son aproximadamente un 80% de agua y entre un 10 y un 11% de grasa.
La grasa principal de las aceitunas es el ácido oleico, que es un ácido graso monoinsaturado. Este ácido graso se ha relacionado con beneficios para la salud como la reducción del riesgo de cáncer, enfermedades cardíacas y la disminución de la inflamación en el cuerpo.
Los carbohidratos en las aceitunas son en su mayoría fibra, lo que representa hasta un 86% de la fibra total en esta pequeña fruta.
Las aceitunas contienen vitamina E, hierro, cobre y calcio.
Muchas aceitunas se envasan en salmuera o incluso en agua salada. Esto resulta en un alto contenido de sodio en la mayoría de las aceitunas.
Las aceitunas contienen muchos antioxidantes incluyendo oleuropeína, hidroxitirosol, tirosol, ácido oleónico y quercetina. Estos antioxidantes tienen una variedad de beneficios para la salud, incluyendo la prevención de enfermedades cardíacas y daños hepáticos, la reducción de la presión arterial, la reducción de la inflamación y la ayuda para regular las grasas y el colesterol en la sangre en el cuerpo.
Se están realizando estudios para determinar si las aceitunas tienen beneficios probióticos. Debido a su alto contenido de fibra, es probable que contribuyan a la salud de las bacterias intestinales.
El procesamiento de las aceitunas puede durar sólo unos días o varios meses.
Se cree que las aceitunas y el aceite de oliva previenen la pérdida de hueso. Las tasas de osteoporosis son más bajas en la región mediterránea, lo que puede atribuirse al consumo de aceitunas y aceite de oliva por parte de sus habitantes.