Ginseng siberiano: el arma secreta contra los resfriados

El ginseng siberiano, también conocido como eleutero, se ha utilizado en países del este, incluidos China y Rusia. A pesar de su nombre, es completamente diferente del ginseng americano y asiático porque tiene diferentes componentes químicos activos. Estos ingredientes activos del ginseng siberiano se denominan eleuterósidos y estimulan el sistema inmunológico.

¿Qué es el ginseng siberiano?

El ginseng sibiu es una planta cuya raíz se utiliza en medicina alternativa.

El ginseng siberiano a menudo se llama “adaptógeno”, un término no médico que se usa para describir sustancias que pueden tener beneficios para fortalecer el cuerpo y aumentar la resistencia general al estrés diario.

Además de usarse como adaptógeno, el ginseng Sibiu se usa para trastornos cardíacos y de los vasos sanguíneos, como presión arterial alta, presión arterial baja, endurecimiento de las arterias (aterosclerosis) y enfermedades reumáticas.

En la antigüedad, el ginseng siberiano se usaba para prevenir los resfriados y la gripe y para energizar el cuerpo, para la longevidad y la vitalidad.

Acciones terapéuticas del ginseng siberiano

Incrementando el sistema inmunológico

Los polisacáridos contenidos en el ginseng siberiano estimulan la función del sistema inmunológico, especialmente en situaciones donde su actividad es deficiente.

El consumo de ginseng siberiano aumenta la producción de células inmunocopetentes y activa las existentes. El ginseng es famoso, especialmente por esta capacidad, es decir, la de estimular y fortalecer el sistema inmunológico, la gente lo ha utilizado desde la antigüedad para esta propiedad.

Resistencia al estrés.

Hoy en día, cuando la vida diaria se caracteriza por el estrés, los adaptógenos en la composición del ginseng aumentan la capacidad del cuerpo para adaptarse al estrés, reduciendo el nivel de cortisol circulante (hormona del estrés).

Además, el ginseng siberiano equilibra la presión arterial alta o baja y asegura una mejor resistencia mental a los esfuerzos a largo plazo. Así, el ginseng siberiano ha demostrado su utilidad en casos de agotamiento, neurastenia, dolor localizado en los músculos del cuello, temblores de la lengua y ojeras.

Dosis recomendadas: 500-3000 mg durante 3 meses, seguido de un descanso de 2-3 semanas.

Tonificar el sistema nervioso central.

El ginseng aumenta la capacidad del cuerpo para resistir el esfuerzo físico (especialmente la resistencia, la coordinación y la mejora de los reflejos), el efecto se encuentra especialmente en surtidos de rendimiento. También mejora la memoria, aumenta la capacidad de trabajo y la velocidad de reacción. Cuando el ginseng se administra 3 horas antes de acostarse, tiene una acción sedante y es útil en el insomnio, mejorando así la calidad del sueño.

Apto para diabéticos.

El ginseng tiene una acción hipoglucemiante al estimular el metabolismo de los carbohidratos en los diabéticos crónicos.

Amigable de corazón.

El ginseng siberiano es un estimulante cardíaco, por los antioxidantes que contiene y es un agente hipotensor, con indicaciones seguras para la fragilidad del cabello, aterosclerosis (reduce el colesterol) y angina de pecho.

Bueno contra las infecciones.

El ginseng siberiano aumenta la resistencia del organismo a las infecciones, siendo eficaz en virus respiratorios (resfriados y gripe), trastornos genitourinarios (donde reduce el dolor) e infecciones por virus del herpes tipo 2 (reduciendo la duración de los brotes y su frecuencia).

Beneficios del ginseng siberiano

● apoya la recuperación física y mental

● apoya el rendimiento físico y mental

● contribuye a la salud del sistema inmunológico

● adaptógeno (aumenta la resistencia del cuerpo al estrés)

Se recomienda el ginseng siberiano:

● como tónico, en estados de fatiga

● personas con problemas de concentración

● como tónico en la astenia y la convalecencia.

● personas que enfrentan estrés

● cuando se expone a temperaturas extremas

● personas que trabajan en condiciones laborales difíciles

● para apoyar la inmunidad

Formas de administración del ginseng siberiano.

Polvo de ginseng

El ginseng siberiano se encuentra en forma de polvo de ginseng. El polvo de ginseng siberiano se administra diariamente entre 0,5 gy 2 g por día,

Evite consumir el polvo 1 hora antes de acostarse por su capacidad energética. Si consume ginseng siberiano con regularidad, tome un descanso de 1 a 2 semanas una vez cada 3 meses de uso.

Si padece hipertensión, es bueno consultar a un médico antes de usar.

Cápsulas de ginseng siberiano

Los suplementos de ginseng siberiano también se pueden encontrar en forma de cápsulas, con concentraciones de hasta 1000 mg.

Cápsulas de ginseng se administra según el prospecto o las indicaciones del especialista.

Té de ginseng

Los tés que fortalecen la inmunidad y los tés adelgazantes pueden contener raíz de ginseng siberiano.

Descubra la selección de tés de ginseng.

Deja un comentario