¿Cómo mantiene la salud de su hígado? 5 consejos para su correcto funcionamiento

Sabía usted que…? Los dos órganos más grandes del cuerpo son la piel y el hígado. Si la piel actúa externamente, como barrera frente a impactos mecánicos y presiones, variaciones de temperatura, microorganismos, radiaciones y productos químicos, el hígado tiene un papel interno esencial, ya que metaboliza los nutrientes de los alimentos y líquidos. Parte del sistema digestivo es responsable de más de 500 funciones, por eso la salud del hígado es un tema al que debe prestar especial atención.

Entre las actividades más importantes del hígado se encuentran:

  • la producción de bilis, responsable de la descomposición de la grasa en el intestino delgado durante la digestión;
  • producción de ciertas proteínas para plasma sanguíneo;
  • la producción de colesterol y proteínas especiales que ayudan a transportar grasas a través del cuerpo;
  • la conversión del exceso de glucosa en glucógeno, una sustancia que luego se puede convertir nuevamente en glucosa, dependiendo del nivel de energía que el cuerpo necesite;
  • regulación del nivel sanguíneo de aminoácidos, que forman los elementos constituyentes de las proteínas;
  • procesamiento de hemoglobina y almacenamiento del contenido de hierro que contiene;
  • limpiar la sangre de sustancias nocivas;
  • regulación de la coagulación sanguínea;
  • combatir infecciones mediante la producción de factores inmunes.
  • neutralizando toxinas y desintoxicando el organismo.

¿Cómo se asegura de que el hígado trabaja a máxima capacidad? Te invitamos a descubrir en las siguientes líneas lo sencillo que es mantener la salud de tu hígado.

RECOMENDACIONES PARA APOYAR LAS FUNCIONES DEL HÍGADO

1. Adopte una dieta equilibrada

Es bien sabido que los alimentos que ingieres afectan la salud de todo tu cuerpo y, por tanto, tu bienestar. Como mencioné al principio, el hígado metaboliza los nutrientes de los alimentos, por lo que es fundamental aportar esos nutrientes. Es recomendable optar por una dieta rica en frutas, verduras y otros alimentos ricos en fibra y evitar azúcares refinados, refrescos, dulces y alimentos procesados..

Si se está preguntando qué frutas y verduras contribuyen al buen funcionamiento del hígado, aquí hay algunos ejemplos:

  • toronja: contiene 2 antioxidantes (naringenina y naringina) que protegen el hígado de forma natural reduciendo posibles inflamaciones; la naringenina también puede ayudar a prevenir la acumulación de exceso de grasa, según un estudio en ratones;
  • arándanos y arándanos: los antioxidantes, llamados antocianinas, que se encuentran en estas frutas ayudan a aumentar el tiempo de respuesta de las células inmunes y enzimas antioxidantes, así como a proteger al hígado de posibles riesgos;
  • uvas rojas y moradas: por su contenido en resveratrol, ayudan a reducir la inflamación, previenen el daño hepático y aumentan los niveles de antioxidantes;
  • Remolacha: múltiples estudios en ratas han demostrado que el jugo de remolacha reduce el daño oxidativo y la inflamación en el hígado y estimula la actividad de las enzimas involucradas en la desintoxicación del cuerpo;
  • Coles de Bruselas y brócoli: reconocidos por su importante contenido de fibra y compuestos vegetales beneficiosos, aumentan el nivel de enzimas que ayudan a desintoxicar el organismo y actúan como protectores del hígado;
  • nueces: rico en grasas y nutrientes saludables, incluida la vitamina E, contribuye a mejorar el nivel de enzimas hepáticas, según un estudio observacional realizado durante un período de 6 meses, en una muestra de 106 personas con enfermedad hepática no asociada al consumo de alcohol.

2. Mantenga un peso óptimo

Recomendaciones para la salud del hígado

Los kilogramos no solo definen la apariencia física, sino que también influyen en la salud del hígado. La acumulación de exceso de peso puede conducir al desarrollo de la enfermedad del hígado graso, caracterizada por la deposición de una cantidad significativa de grasa en las células del hígado, lo que tiene el efecto de la inflamación del tejido hepático y la aparición de lesiones en él.

Por tanto, además de una dieta adecuada, Es muy importante incluir ejercicio en tu rutina diaria para estar en forma, preferiblemente 30 minutos / día, al menos 5 veces / semana.. Ya sea que le guste caminar, correr o practicar cierto deporte, el ejercicio constante ayuda a quemar los triglicéridos y puede reducir la grasa del hígado.

3. Bebe té verde

Se sabe que el té verde es beneficioso para todo el cuerpo, pero varios estudios han demostrado que contribuye especialmente a la salud del hígado. Los antioxidantes en el té verde pueden ayudar a mejorar los marcadores sanguíneos asociados con la función hepática, así como las enzimas hepáticas.. El consumo frecuente de té verde también ayuda a reducir el estrés oxidativo y los depósitos de grasa en el hígado.

4. Elija productos de limpieza no tóxicos

La inhalación de sustancias químicas presentes en algunos productos de limpieza puede afectar el correcto funcionamiento del hígado. Por lo tanto, le recomendamos que limite el uso de dichos productos o los reemplace con opciones ecológicas tanto para la salud de su cuerpo como para el medio ambiente.

5. Complete su rutina saludable con Guard-Your-Liver

Rutina saludable con Guard-Your-Liver

Además de los consejos mencionados anteriormente, puede proteger el hígado, día a día, y estimular sus funciones con la ayuda del suplemento. Cuida tu hígado. Parte de la gama Good Routine®, la primera marca privada creada por Secom®, se trata de un complejo natural a base de fosfolípidos esenciales (900 mg) y silimarina (100 mg), que brinda protección al hígado y sus funciones.

GUARDE-SU-HÍGADO: EL TUTOR AL LADO DE PROTEGERSE A USTED MISMO

Creado sobre la base de una fórmula sinérgica, Guard-Your-Liver está destinado a personas que desean disfrutar de un cuerpo equilibrado y saludable al proporcionar un complejo de nutrientes. Complemento alimenticio de la gama Good Routine® apoya las funciones hepáticas, incluida la desintoxicación y la síntesis de proteínas, incluso en el caso de excesos y desequilibrios alimentarios o factores estresantes físicos, mentales y sociales:

Personas que disfrutan de un cuerpo equilibrado
  • Fosfolípidos son sustancias que abundan en cualquier organismo vivo, estructuras lipoproteicas que se unen para formar las membranas que envuelven a cada célula viva. Influyen en las funciones de las células y protegen los órganos. Sin estas estructuras, la vida no sería posible y no podríamos vivir. Los fosfolípidos esenciales en la composición. Cuida tu hígado intensifica la actividad del hígado y lo protege contra el estrés oxidativo y el envejecimiento celular.
  • CARDO es un compuesto antioxidante, extraído de las semillas de cardo mariano y utilizado como tratamiento natural en afecciones como ictericia, hepatitis y trastornos de la vesícula biliar. Al mismo tiempo, hay investigaciones que indican que la silimarina tiene efectos protectores sobre el hígado, especialmente en personas expuestas a factores externos, como la contaminación.

Por tanto, la combinación de fosfolípidos esenciales y silimarina tiene un efecto más fuerte en el hígado que si se administraran individualmente, lo que favorece su salud a largo plazo.

Al final, te invitamos a descubrir el suplemento. Cuida tu hígado, el guardián de un hígado sano y disfrutar plenamente de sus beneficios. El suplemento está disponible en jotaeslava.es, junto con toda la gama Good Routine®.

Deja un comentario