beneficios y propiedades que no conocías

La L-arginina pertenece a la clase de aminoácidos y es una sustancia que el cuerpo produce de forma natural. La cantidad en la que se produce puede variar en función de determinados aspectos (la edad, por ejemplo), pero en condiciones normales nuestro organismo segrega tanto como necesita. Además, el requerimiento diario se complementa con la dieta, más precisamente mediante el consumo de alimentos como: carnes rojas, pollo, pescado, algas, mariscos, lácteos, avellanas, pipas de calabaza, soja, garbanzos o lentejas.

¿POR QUÉ NECESITAMOS ARGININA?

La L-arginina es el aminoácido involucrado en el proceso de síntesis de proteínas en el cuerpo. A su vez, las proteínas ayudan a aumentar la masa muscular, haciendo de la L-Arginina un nutriente clave para los deportistas y quienes van al gimnasio. Al mismo tiempo, es también requerido para la síntesis de sustancias como urea, poliaminas o glutamato.

No solo las personas que realizan un esfuerzo físico sostenido necesitan este aminoácido; ya que es esencial para la liberación de la hormona del crecimiento también juega un papel importante en el desarrollo de los niños.

También en el cuerpo, la L-Arginina se convierte en óxido nítrico, un tipo de gas con función vasodilatadora que contribuye a mejorar la circulación dilatando los vasos sanguíneos.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE LA ARGININA??

Hay estudios clínicos que muestran un vínculo entre las funciones de la L-arginina en el cuerpo y otros beneficios para la salud. Aunque algunos de estos necesitan más investigación científica para ser reconocidos oficialmente, estos son solo algunos de los beneficios comprobados e investigados de este aminoácido:

Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Al dilatar los vasos, el óxido nítrico (el gas en el que se transforma la L-Arginina en el organismo) permite una mejor circulación sanguínea y así evita la formación de coágulos que pueden bloquear las arterias y provocar infartos u otros problemas cardiovasculares.

Alivia los síntomas específicos de la enfermedad arterial periférica (arteritis). Este beneficio también está estrechamente relacionado con la capacidad de la L-Arginina para mejorar la circulación. Las personas que han administrado este aminoácido durante un período prolongado (8 semanas) han visto un aumento en el flujo sanguíneo y, por lo tanto, una mejoría de síntomas específicos.

Mejora la fertilidad masculina. La administración oral de 500 mg de L-Arginina durante un período de al menos 6 semanas aumenta el número y la motilidad de los espermatozoides en un estudio publicado hace más de 5 décadas. Además, al eliminar los alimentos ricos en este aminoácido, aunque sea por poco tiempo, este número disminuye en aproximadamente un 90%.

Además, en combinación con otros suplementos (como Pycnogenol), la L-Arginina puede aliviar los síntomas de la disfunción eréctil al mejorar la erección.

Mejora el rendimiento deportivo. La L-Arginina contribuye a la producción de creatina, una sustancia que ayuda al cuerpo a realizar un esfuerzo físico intenso durante un corto período de tiempo. La L-Arginina también promueve la transmisión de oxígeno a los músculos, aumentando así el rendimiento deportivo.

Apoya el sistema inmunológico mientras que es necesario para la multiplicación de las células tipo B y T, linfocitos responsables de la producción de anticuerpos y del fortalecimiento de la resistencia del organismo.

Acelera el proceso de cicatrización de heridas. mejorando la deposición de colágeno en el área y disminuyendo la respuesta inflamatoria.

L-ARGININA – PRECAUCIONES Y CONTRAINDICACIONES

Además de las fuentes naturales en las que se encuentra, la L-Arginina también se puede obtener en el laboratorio. El suplemento de L-arginina se administra solo por recomendación de un médico porque puede tener efectos secundarios fuertes y también interactuar con otros medicamentos. Además, la dosis óptima está determinada por la condición.

En la administración de L-Arginina, se debe tener especial cuidado en los siguientes casos: embarazo y lactancia, cirrosis, asma, alergias, hipotensión, enfermedad renal, herpes (puede contribuir a la multiplicación del virus del herpes) y en casos de cirugía o ataque cardíaco reciente.

Los suplementos con L-Arginina o que tienen este ingrediente en la composición se pueden encontrar en línea, en jotaeslava.es. La gama incluye L-Arginina en forma de cápsulas vegetales para veganos y vegetarianos, así como una selección de productos naturales rumanos.

FUENTES:

  1. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2090123210000573#bib79
  2. https://www.webmd.com/vitamins/ai/ingredientmono-875/l-arginine
  3. https://www.healthline.com/health/erectile-dysfunction/l-arginine
  4. https://www.medicalnewstoday.com/articles/318174.php
  5. https://draxe.com/nutrition/l-arginine/

Deja un comentario