Aceite de germen de trigo

El aceite de germen de trigo es un aceite extraordinario, con muchos beneficios para nuestra salud. Este aceite nutritivo y protector, elaborado mediante prensado en frío, tiene un alto contenido en vitamina E, que es el antioxidante natural más potente, que neutraliza los efectos de los radicales libres y ralentiza el proceso de envejecimiento de la piel.

Además, este aceite contiene vitaminas A y D, con un papel en la asimilación del calcio en los huesos, B1 y B2, así como proteínas, ácidos grasos, carbohidratos, sales minerales y lecitina, lo que tiene efectos beneficiosos sobre la memoria. Y eso no es todo, también contiene ácido palmítico, carotenoides, vitamina K, escualeno.

Los ácidos grasos omega 3 contenidos en este aceite tienen efectos beneficiosos en la prevención de enfermedades cardiovasculares. La investigación científica ha demostrado que el consumo regular de aceite de germen de trigo conduce a una disminución de los niveles de colesterol malo en sangre con el tiempo. Entonces, si quieres un corazón sano, incluye este aceite en tu dieta diaria, porque contiene agentes que optimizan la función cardiovascular y ayudan a que la sangre circule más fácilmente.

El aceite de germen de trigo es muy nutritivo y contiene cantidades significativas de hierro, calcio, magnesio, zinc y potasio. Así, el consumo regular fortalece los huesos. También es fuente indiscutible de Bs como: B1, B2, B3, B6 y F.

Otro beneficio es el aumento de energía e implícitamente de la vitalidad y bienestar del organismo. Los estudios realizados en la década de 1960 en atletas que introdujeron aceite de germen de trigo en sus dietas revelaron un aumento en la masa muscular y el movimiento en tiempo real.

Pero uno de los mayores beneficios del aceite de germen de trigo es su uso en el cuidado de la piel. Los estudios han demostrado que una concentración del 0,5% provoca un aumento del 100% en la regeneración celular en solo 3 días. Las grandes cantidades de proteína que contiene este aceite son las principales responsables de la regeneración de los tejidos y son las sustancias que subyacen a las células de los tejidos de los músculos, la piel, el cabello y las uñas.

Por sus propiedades antioxidantes, cuando se aplica sobre la piel, mejora la circulación sanguínea y ayuda a restaurar las células afectadas por los efectos nocivos de los rayos solares. La aplicación regular elimina o previene la dermatitis y mantiene nuestra piel a salvo de los efectos de esta desagradable condición.

grau2El aceite de germen de trigo también está recomendado para pieles sensibles del contorno de ojos porque tonifica y revitaliza la piel, normaliza el tono y favorece la desintoxicación de la piel del contorno de ojos pero también de todo el rostro. La aplicación frecuente restablece el equilibrio de la epidermis, reestructura el tejido conectivo afectado con el paso de los años y nutre la piel.

Tiene un notable efecto elastificante, por lo que también se utiliza en masajes faciales, busto, siendo un medio eficaz y natural para aumentar el tamaño y firmeza de los senos o en casos de piel con falta de firmeza y tono. Puede utilizarse con éxito en la prevención y tratamiento de estrías, cicatrices y en pieles secas y dañadas.

Entonces, si quieres una piel sana, hermosa, brillante, llena de tono y vitalidad, usa este maravilloso aceite con confianza.

Y por su efecto antioxidante y no es la última línea nutricional, no olvides utilizarlo en tu dieta diaria, en ensaladas, salsas y en varios platos.

Deja un comentario