7 deliciosas recetas con frutas y verduras

Casi todos los alimentos han recibido algunas críticas en algún momento, a excepción de las frutas o verduras. Estos alimentos nutren todas las células del cuerpo, ayudan a prevenir enfermedades, eliminan toxinas y contienen casi todas las vitaminas y minerales que nuestro cuerpo necesita para mantener nuestra salud. Pero cuando se trata de niños, introducir verduras y frutas en su dieta puede ser un desafío. Por eso te presentamos algunos consejos e ideas de jugos naturales para niños.

Sin lugar a dudas, los jugos son una excelente manera de aportar nutrientes a su hijo para ayudarlo a desarrollarse. Son geniales para el cuerpo de los más pequeños, y a los niños les encantan. Las recetas se pueden ajustar según los gustos de cada niño solo para que sean de su agrado y las consuman con gusto.

Los jugos naturales son tan buenos para los niños como para los adultos, pero en cantidades más pequeñas. A muchas personas les preocupa que contengan demasiada azúcar que daña a los niños, pero no cuestionan los azúcares ocultos en los alimentos procesados.

El jugo fresco, en cantidades moderadas, es el alimento más puro que puedes darle a tu pequeño. Tanto el zumo (o combinación) de frutas como de verduras es ideal para la salud de los niños y, por tanto, se recomienda un “programa de consumo de zumos” todos los días, por ejemplo, por la mañana, en el desayuno o después del ejercicio.

Los jugos de espinacas, berros, col rizada, perejil o remolacha son buenos para los niños solo en pequeñas dosis. Son fuertes incluso para los adultos, por lo que hay que tener cuidado con la dosis que se les da a los niños. Puedes agregar algunas hojas de espinaca o brócoli cuyo sabor puedes esconder con una manzana u otra fruta dulce. Estos vegetales tienen un fuerte efecto de eliminación de toxinas, aportando una gran cantidad de nutrientes que necesita el organismo.

jugos de frutas naturales

El jugo de manzana o uva es perfecto cuando su hijo se recupera de un resfriado. Los alimentos sólidos a veces pueden obstaculizar el proceso de recuperación. El té de frambuesa también es una buena idea, asociado a un jugo lleno de vitaminas y minerales, siendo la combinación una ayuda confiable en la recuperación del metabolismo.

Si tu pequeño no está acostumbrado a los jugos naturales, prueba a introducirlos en la dieta en forma de jugo diluido con agua filtrada. Comience con 2 porciones al día si lo desea, y primero elija un jugo de una fruta segura (la manzana es una opción) diluida con agua. Luego, a medida que se acostumbre al sabor, puede pasar a la combinación de frutas y verduras.

En general, los bebés menores de 2 años no necesitan jugos naturales, especialmente si son amamantados porque nacen con todos los nutrientes que necesita el cuerpo, y comienzan a disminuir cuando comienzan a estar expuestos a alimentos más poco saludables o procesados. . En casa, puede asegurarse de preparar solo alimentos saludables para su hijo, sin otros aditivos nocivos.

recetas de jugos naturales para niñosLa infancia es un período muy importante porque tanto la psique como el cuerpo comienzan a desarrollarse, por lo que los padres deben tener mucho cuidado con los alimentos que introducen en la dieta del niño para que le brinden todos los nutrientes, vitaminas y minerales que necesita para su desarrollo saludable. Pero los niños son bastante reacios cuando se trata de verduras y frutas porque tienden a preferir alimentos con más sabor, ya sean salados o dulces. Es por eso que los jugos de frutas y verduras son una alternativa útil para cualquier padre.

La mezcla rápida de frutas y verduras para el desayuno puede proporcionar a su hijo nutrientes y energía durante todo el día, por lo que debe tener una licuadora en casa. La pulpa de la fruta contiene fibras muy importantes para el sistema digestivo, por lo que debe conservarse en jugo. Puedes usar polvo de espino amarillo, polvo de arándano, plátanos, goji, amigo o cariño para darle un sabor especial a los jugos. La dosis diaria recomendada de zumo de frutas es de 1 a 2 vasos al día.

En general, evite incluir jugos empaquetados en la dieta de los niños porque pueden contener diversas sustancias, como azúcar y otros aditivos. Pero existen alternativas sin azúcar, solo tienes que leer atentamente la etiqueta antes de comprar.

7 recetas de jugos naturales para niños

Junto con los más pequeños se pueden preparar recetas sencillas, aromáticas y saludables, de zumos naturales para niños para despertar su interés desde el principio. Las siguientes ideas se implementan usando la licuadora:

  1. Limonada de manzana: 2 manzanas + medio limón pequeño. Opcionalmente, puede agregar un poco de miel u otro edulcorante natural y agua para reducir el sabor intenso.
  2. Jugo natural de remolacha: 1 manzana, 2 zanahorias y 50 g de remolacha.
  3. Zumo de piña natural: 200g de hojas de col rizada + una rodaja grande de piña.
  4. Zumo de zanahoria natural: 2 zanahorias + una naranja.
  5. Jugo natural con camote: 1 manzana, 2-3 rodajas de piña, 1 camote, 4 zanahorias
  6. Jugo de jengibre natural: 2 zanahorias grandes, 1 naranja, 1 manzana, una pizca de jengibre en polvo.
  7. Jugo natural con agua de coco: 2 piezas de piña (cortadas a lo largo), 1 kiwi, 3 naranjas, media lima, 125 ml de agua de coco.

También se puede encontrar una rica selección de bebidas naturales (jugos, jarabes, bebidas vegetales, lattes, etc.) en jotaeslava.es.

Deja un comentario