La intensidad del ejercicio, no la duración, es lo que es importante para mejorar las probabilidades de vivir una vida más larga, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores que observaron a los ciclistas en Dinamarca encontraron que los hombres con altos niveles de intensidad de ciclismo vivían 5.3 años más, y los que tenían una intensidad promedio vivían 2.9 años más, que los hombres con baja intensidad.

Entre las ciclistas mujeres, las de alta intensidad vivieron 3,9 años más, y las de intensidad media 2,2 años más, en comparación con las mujeres de baja intensidad.

Las pautas actuales recomiendan que los adultos realicen 30 minutos o más de actividad física moderada en su tiempo libre, preferiblemente todos los días de la semana. No se han establecido los niveles más beneficiosos de intensidad, duración y frecuencia.

Los hallazgos sugieren que “la mayor parte de la actividad física diaria en el tiempo libre debería ser vigorosa, basada en la propia percepción de intensidad del individuo”, señaló el autor del estudio Peter Schnohr en un comunicado de prensa de la Sociedad Europea de Cardiología.

En un estudio anterior, Schnohr y sus colegas también encontraron una relación entre niveles más altos de intensidad y una vida más larga.

Los expertos señalan que la investigación presentada en las reuniones no ha sido sometida al mismo tipo de escrutinio riguroso que la investigación publicada en revistas médicas revisadas por pares.

Valora esta pagina!