Una revisión holandesa de investigaciones anteriores revela que mientras más activos físicamente estén los niños en edad escolar, mejor les irá en el aula.

La mayoría de los estudios de la revisión se habían realizado en los Estados Unidos, mientras que uno provenía de Canadá y el otro de Sudáfrica.

Los hallazgos aparecen en la edición de enero de la revista Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine .

“Los hallazgos de un estudio de intervención de alta calidad y un estudio observacional de alta calidad sugieren que estar más activo físicamente se relaciona positivamente con un mejor rendimiento académico en los niños”, anotaron los autores.

Se analizaron catorce estudios; su tamaño osciló entre unos 50 participantes y hasta 12.000 e incluyeron niños de entre 6 y 18 años de edad.

Los investigadores anotaron que los aumentos en el flujo de sangre y oxígeno al cerebro que acompañan al ejercicio podrían desempeñar un papel en la mejora del rendimiento en el aula. La sugerencia es que la dinámica impulsa un aumento en los niveles de hormonas responsables de reducir el estrés y estimular el estado de ánimo, mientras que al mismo tiempo impulsa el establecimiento de nuevas células nerviosas y la flexibilidad de la sinapsis.

El equipo holandés advirtió, sin embargo, que se necesita un trabajo más riguroso para confirmar la conexión.

“Relativamente pocos estudios de alta calidad metodológica han explorado la relación entre la actividad física y el rendimiento académico”, reconocieron. “Se necesitan más estudios de alta calidad sobre la relación dosis-respuesta entre la actividad física y el rendimiento académico y sobre los mecanismos explicativos, utilizando instrumentos de medición fiables y válidos para evaluar esta relación con precisión”.

Valora esta pagina!