Los períodos cortos de actividad física, como subir escaleras o rastrillar hojas, a lo largo del día pueden ser tan beneficiosos como un viaje al gimnasio, según un estudio reciente.

Los investigadores observaron a más de 6,000 adultos estadounidenses y encontraron que este “enfoque de estilo de vida activo” parecía ser tan efectivo como el ejercicio estructurado para proporcionar beneficios de salud como la prevención de la hipertensión arterial, el colesterol alto y el grupo de factores de riesgo conocidos como síndrome metabólico que aumenta el riesgo de enfermedad de las arterias coronarias, accidente cerebrovascular y diabetes tipo 2.

Loprinzi era estudiante de doctorado en la Universidad Estatal de Oregon cuando realizó el estudio. Ahora es profesor asistente de ciencias del ejercicio en la Universidad de Bellarmine en Louisville, Ky.

Los investigadores también encontraron que el 43 por ciento de los adultos que hacían ejercicios cortos cumplían con las directrices federales de actividad física de 30 minutos al día, frente a menos del diez por ciento de los que hacían sesiones de ejercicio más largas.

“Se oye que menos del diez por ciento de los estadounidenses hacen ejercicio y eso da la percepción de que la gente es perezosa”, señaló en el comunicado de prensa el coautor del estudio Brad Cardinal, profesor de ejercicio y ciencias del deporte de la Estatal de Oregón. “Nuestra investigación muestra que más del 40 por ciento de los adultos lograron las pautas de ejercicio, haciendo del movimiento una forma de vida”.

El estudio aparece en la edición de enero y febrero de la revista American Journal of Health Promotion .

Muchas personas dicen que no hacen suficiente ejercicio debido a la falta de tiempo. Estos hallazgos son prometedores en el sentido de que muestran que la simple incorporación del movimiento a las actividades cotidianas puede proporcionar beneficios para la salud, señaló Cardinal.

“Esta es una forma más natural de hacer ejercicio, sólo para caminar más y moverse un poco más”, anotó. “Estamos diseñados por la naturaleza como seres que se supone que se mueven. La gente lo tiene en la cabeza: “Si no consigo esos 30 minutos, es mejor que no haga nada de ejercicio$0027$0027. Nuestros resultados realmente desafían esa percepción y ofrecen a las personas opciones realistas y significativas para cumplir con las pautas de actividad física”.

Valora esta pagina!