Correr larga distancia semana tras semana, año tras año, podría hacer más daño a su corazón que bien, dice un nuevo editorial publicado en la revista británica Heart .

La clave para hacer ejercicio para la salud cardiaca, argumentan los investigadores, es limitar la actividad de resistencia intensa a entre 30 y 50 minutos al día.

Pero la cuestión, según el editorial, es que los corredores de fondo no se toman suficiente tiempo libre del deporte para permitir que sus corazones sanen, especialmente a medida que envejecen.

Hasta el 30 por ciento de los maratones tienen niveles elevados de troponina, que es el marcador de daño cardiaco que generalmente indica un ataque cardiaco. Aunque el nivel de troponina en los maratonistas no es tan alto como en una persona que ha tenido un ataque cardíaco, el daño y las cicatrices de correr pueden acumularse con el tiempo – posiblemente acortando la vida de un corredor.

En un estudio en el que los investigadores dieron seguimiento a 52,600 personas, entre ellas casi 14,000 corredores, durante 30 años, los corredores como grupo tenían un riesgo diez por ciento menor de muerte por cualquier causa que los que no corrían. Pero los que corrían más de veinte o veinticinco kilómetros por semana tenían el mismo riesgo de mortalidad que los sedentarios del estudio, señaló O$0027Keefe.

El Copenhagen City Heart Study, que dio seguimiento a 20.000 daneses durante 35 años, encontró que los corredores lentos y constantes viven unos seis años más que los no corredores. Correr a un ritmo lento durante una o dos horas y media a la semana proporcionó los beneficios más significativos, encontraron los investigadores, al comparar el correr con beber alcohol -la mortalidad es menor entre los bebedores moderados y los corredores moderados, pero en ambos extremos del espectro, los beneficios que prolongan la vida desaparecen.

Los autores del editorial Heart coincidieron en que escribir “aroutina de actividad física moderada añadirá vida a tus años, así como años a tu vida. Por el contrario, correr demasiado lejos, demasiado rápido y durante muchos años puede acelerar el progreso de la vida hacia la meta de la vida”.

DÍGANOS: ¿Esta investigación hará que cambie su rutina de correr? (Nota: Los usuarios móviles no podrán hacer comentarios.)

Valora esta pagina!