Seleccionar página

Corriente de agua para una sesión de ejercicios de bajo impacto y alta intensidad

Los atletas de todo tipo pueden obtener los beneficios de correr en aguas profundas. Es una gran forma de entrenamiento cruzado y una excelente manera de tratar y prevenir lesiones.

Correr en el agua puede permitir que un atleta lesionado se recupere sin perder la forma física. También puede ayudar a mejorar la forma de correr y disminuir el riesgo de sufrir lesiones al reducir el estrés de correr sobre superficies duras.

Dispositivos de entrenamiento Aqua para correr en aguas profundas

La forma más popular de dispositivos de entrenamiento acuático entre los corredores es el AquaJogger. Hecho de espuma de EVA, se parece a un cinturón que se ajusta a la cintura. Casi cualquier chaleco o cinturón de flotación funcionará casi igual de bien. El objetivo es mantener su cuerpo a flote mientras le permite realizar un movimiento de carrera sin estrés para el cuerpo.

Sumergido en el agua tendrás resistencia por todos lados. Esto obliga a los músculos opuestos a trabajar de la misma manera. Al mover los brazos y las piernas contra la resistencia del agua, obtendrá un gran entrenamiento cardiovascular y de fuerza. La adición de dispositivos hidráulicos adicionales, como calcetines, mancuernas, remos y guantes, le permite variar su esfuerzo e intensidad.

Beneficios de correr en aguas profundas

Además de aumentar la resistencia al movimiento, estar en el agua disminuye la tensión en sus articulaciones, mientras que aumenta su rango de movimiento.

Debido a que no hay impacto, un atleta lesionado puede entrenar en el agua y permanecer en forma mientras las lesiones sanan.

Un atleta no lesionado puede utilizar el correr en el agua como un método de entrenamiento cruzado, ejercitando los músculos de una manera diferente a correr en tierra. Esto es un beneficio si no le gusta la natación real, pero le gusta estar en la piscina y quiere aprovechar el tiempo que pasa en ella.

También es una forma de trabajar la técnica. Con el agua corriendo, usted puede aumentar la resistencia y el esfuerzo mientras reduce el kilometraje y el riesgo de lesiones. También es una forma de aliviar el aburrimiento por el ejercicio. Usted puede obtener un buen entrenamiento en la piscina en lugar de tener que recorrer millas en la carretera, especialmente en verano o invierno cuando el clima no es agradable. Si está lloviendo afuera, puede que le guste mojarse en la piscina.

Consejos sobre la técnica de correr en aguas profundas

  • Trate de simular su estilo normal de correr.
  • No remar con la mano abierta o con la mano ahuecada. Mantenga el puño flojamente cerrado y deje que sus piernas lo muevan hacia adelante.
  • Trate de dejar que las plantas de sus pies pateen el agua detrás de usted.
  • Dé zancadas cortas y rápidas. Una cadencia rápida intensifica el entrenamiento.
  • Espere una cadencia de zancada más baja para su esfuerzo habitual. Recuerde que el agua es más resistente que el aire y su ritmo disminuirá en consecuencia.
  • Su ritmo cardíaco puede sorprenderlo. A pesar de que usted puede sentir su ritmo de esfuerzo, su ritmo cardíaco será aproximadamente un 10 por ciento más bajo que con la misma intensidad en tierra firme.

Puede tomar un poco de práctica para acostumbrarse a que el agua corra, pero si usted se concentra en su forma, tal como lo haría mientras corre en tierra firme, debe recogerla rápidamente.

Corriente de agua para una sesión de ejercicios de bajo impacto y alta intensidad
4 (80%) 133 votos